FANDOM


Halloween 5 poster 03

TramaEditar

La película comienza con una recapitulación de Halloween 4: el regreso de Michael Myers, en la que se muestra como disparan a Michael Myers y como éste cae en un pozo. Sin embargo, Michael encuentra una manera de salir y llega a un río cercano. Sigue el curso del río hasta que encuentra una pequeña choza propiedad de un ermitaño local. Una vez allí, Michael se derrumba y permanece en estado comatoso durante un año. El 30 de octubre de 1989, Michael se despierta, mata al ermitaño, y regresa para aterrorizar a Haddonfield, donde su joven sobrina, Jamie Loyld (Danielle Harris) sigue viviendo tras sobrevivir al ataque de Michael el año anterior.

Jamie permanece muda tras atacar a su madrasta al final de la cuarta entrega, pero muestra signos de un vínculo telepático con su tío. El Dr. Sam Loomis se percata de la existencia de este vínculo y planea usarlo para poner fin al reino de terror de Michael. Michael comienza a acechar a Rachel (Ellie Cornell), hermanastra de Jamie y a sus amigas Tina (Wendy Kaplan), Samantha (Tamara Glynn) y sus novios Mikey (Jonathan Chapin) y Spitz (Matthew Walker). Cuando todos son asesinados, Jamie accede a hacer de señuelo en la antigua casa de los Myers para ayudar a Loomis a detener a Michael.

Tras varios intentos frustrados de matar a Jamie, Michael consigue acorralarla en el ático. En su desesperación, Jamie trata de apelar a la humanidad de Michael llamándolo "tío". Myers se detiene, y Jamie le pide que le muestre su rostro. Él se quita la máscara, y una lágrima corre por su mejilla. Michael se lanza con rabia y persigue a Jamie, quién corre hacia Loomis. El doctor simula traicionar a la muchacha cuando le grita a Michael que vaya a por ella. Loomis usa a Jamie como cebo, guiando así a Michael hasta dejarle caer encima una pesada red de cadenas. Una vez que cae la red, Loomis le dispara dos tranquilizantes, al no surtir efecto, golpea a Michael con una tabla de madera. Trasladan a Michael a la comisaría del sheriff, mientras les explican que Michael está perturbado y es muy peligroso, por lo que el sheriff se pone en contacto con la Guardia Nacional de los Estados Unidos para ingresar a Myers en una prisión militar de alta seguridad. Sin embargo, un misterioso desconocido vestido de negro llega a Haddonfield y mientras Jamie está sentada en un coche patrulla, el forastero provoca una explosión. Jamie camina entre los escombros de la comisaría, encontrando a su paso ocho cadáveres de oficiales de policía. Al llegar a la celda ve que está vacía.